7 señales INDISCUTIBLES de que eres una BUENA ESPOSA, aunque a veces sientas lo contrario

7 señales INDISCUTIBLES de que eres una BUENA ESPOSA, aunque a veces sientas lo contrario

En el año 1955 se publicó “El manual para la buena esposa”, que incluía una lista de 18 hábitos que toda mujer debería de cultivar para complacer a su esposo. El manual enumeraba 18 acciones tales cómo esperarlo preparada y arreglada cuando él volviera a casa, acomodar su almohada y ofrecer quitarle los zapatos a la hora de ir a la cama, y no reclamarle si se quedaba afuera alguna noche.

Ciertamente, las cosas han cambiado muchísimo desde entonces. Ahora, tanto las mujeres como los hombres comparten responsabilidades y ya no se considera el servicio de la mujer hacia el hombre como la clave para un buen matrimonio.

En nuestros tiempos, seria imposible pautar un manual único de características que automáticamente te brindaran el titulo de “la buena esposa”, ya que entendemos que todos los matrimonios tienen dinámicas y prioridades diferentes.
Lee 4 problemas INEVITABLES que solo los matrimonios más fuertes superan, ¿el tuyo es uno de esos?
Pero existen ciertas características básicas que si tú aplicas en tu matrimonio, significa que, aún si a veces sientes lo contrario, eres una magnifica esposa, y tu marido es muy afortunado de tenerte.

A continuación estas son algunas de ellas:

Tu primera persona es plural

Automáticamente y sin pensarlo, incluyes a tu marido en las ideas o los planes que realizas. Te das cuenta que en varias situaciones estás programada a utilizar el “nosotros” en lugar de “yo”.

La loza sucia puede esperar

Si eres ama de casa, entiendes lo fácilmente que las obligaciones del hogar pueden consumirnos la vida. Pero tú sabes apreciar esos momentos mágicos en los que puedes pasar 10 minutos extras con tu marido, y decides que la loza sucia puede esperar para detenerte a realizar alguna actividad espontánea juntos.

Reconoces y valoras los sacrificios que él hace por ti

Como parejas, nunca debemos olvidar reconocer y valorar los esfuerzos que el otro hace por nosotros, aun cuando sean rutinarios. Tú le agradeces por las horas extras que toma en el trabajo, el tiempo que dedica a los hijos, o las cosas mínimas como sacar la basura. Para él, tu reconocimiento es invaluable para sentirse amado, y ¡tu lo sabes!

Sabes acordar a desacordar

Ser una buena esposa no significa que debes aceptar todo lo que tu esposo piense o diga, al contrario. Cuando no concuerdas con tu esposo en alguna situación, eres honesta y le dejas saber tu punto de vista, pero lo haces con respeto y no de manera confrontante. Él a cambio, sabe que siempre puede esperar honestidad de ti, y lo valora, aun cuando signifique que tus opiniones no concuerden con las suyas.

Formas parte de su familia y sus amigos

Eres una hija más de tu suegra y una hermana más de tus cuñados. Consideras a su familia como una extensión de la tuya y tratas a sus amigos como a los tuyos.

NO haces ojos ciegos a sus errores

No eres una parte habilitadora de los errores de tu marido. Si él toma malas decisiones o lucha contra algún vicio, tú lo ayudas a superarlo. Él es una extensión de ti, y entiendes que debes ser parte activa en su superación personal, así como él lo debe de ser en la tuya.
lee 5 síntomas que indican que tu relación está condenada al fracaso
Lo amas A PESAR de sus defectos

El amor que sientes por tu marido, no quiere decir que te guste absolutamente todo sobre él. Ciertamente, existen cosas que desearas que hiciera diferente. Pero has decidido amarlo a pesar de ellas. Porque escoges tus batallas y sabes que aunque no existe ser humano perfecto, él es perfecto para ti, aun con sus pequeños defectos.

¿Con cuantas de estas señales te identificas?? Que otras características crees que definen a una buena esposa? ¡Déjanos saber en los comentarios!