9 hábitos MALOS que hacen que tengas colesterol alto

9 hábitos MALOS que hacen que tengas colesterol alto

 

 

  • Uno de los mayores placeres de la vida es comer, y si se trata de consumir lo que a uno le gusta pues resulta mucho más satisfactorio; el problema radica en que muchos de esos deliciosos antojos que buscamos complacer, no son los más sanos.
  • Y es que a muchos nos gusta comer alimentos grasos o saturados en dulce porque son sencillamente deliciosos, pero la verdad es que la comida sana no es precisamente la de mejor sabor, misma que con el tiempo es la que debemos comenzar a comer si queremos sentir nos bien.
  • La comida “rica” tiene sus consecuencias, por eso si comienzas a sentir que se te inflaman y adormecen las extremidades, mal aliento, pesadez e indigestión, mareos, dolor de cabeza, visión borrosa, dolor en el pecho, debilidad, cansancio, problemas cutáneos e incluso mala tolerancia a algunos alimentos, entonces puedes estar teniendo altos niveles de colesterol malo o LDL, según lo reportado por el portal mejor con salud.
  • Las páginas todo mail y dieta libre explican que los altos niveles de colesterol se deben tanto a comer en exceso lo que no debemos, así como a consumir poco de lo que si deberíamos y es un conjunto de malos hábitos de vida.
  • A continuación te explico cómo tus malos hábitos hacen que tengas colesterol malo alto (LDL).
  • 1.Adoras comer carne con “gorditos”

  • Es de reconocer que la parte de la carne que tiene zonas con “gordos” son deliciosas al paladar, deliciosas y dañinas, de igual manera las costillas tienen un alto contenido de grasa y como es tan rico pues solemos comer mucho de esto.
  • El truco para que comas carne de rico sabor es elegir aquella que es magra, tal como lomo, solomillo o ronda, ya que estás partes no contienen tanta grasa como las costillas y hacen bien a tu sistema cardiovascular.
  • 2.”No comes pescado”

  • Hay personas que no comen pescado por una de estas razones: no les gusta el sabor, el olor, o porque le da miedo atragantarse con una espina.
  • El punto es que el pescado aporta ácidos grasos como omega 3 que son muy buenas para el corazón y no aportan colesterol.
  • Incluye en tu dieta por lo menos una o dos veces al mes salmón, sardina, atún, trucha, arenque o caballa para que la ingesta de omega 3 ayude a tu organismo a reducir los niveles de triglicéridos y a controlar la presión arterial.
  • 3.No tomar suficiente leche

  • Otra razón por la cual las personas no toman leche es porque o siguen una dieta netamente vegetariana o porque son intolerantes a la lactosa; el punto es que la leche proporciona al organismo calcio y ayuda al cuerpo a disminuir las concentraciones de colesterol LDL.
  • Por eso debes aumentar la ingesta de calcio ya sea en comprimidos o por medio de productos como el queso, leche, queso y yogur bajos en grasa o descremados.
  • 4.Te gusta comer fritos, productos horneados o envasados

  • El problema con estos productos es que muchos de ellos son portadores de grasas saturadas, lo que aumenta la ingesta de colesterol malo y no aporta nada en colesterol “bueno”.
  • La opción saludable es hacer tus propios horneados, de esa manera eres tu quien controla o elimina cantidad de margarina, aceite y los remplazas por cosas sanas como puré de manzana o de banano (plátanos).
  • 5.”Tu dieta carece de fibra soluble”

  • Ya sea que tus niveles de colesterol sean altos o no, siempre es bueno que tu dieta sea rica en grasa soluble.
  • Algunos alimentos que aportan grasa soluble son: Frijoles, lentejas, avena, frutas, cereales integrales y vegetales. La manera en la que actúan es que la fibra se adhiere colesterol y ayuda a expulsarlo de tu cuerpo.
  • 6.Eres sedentario

  • Una vida sedentaria hace que el organismo sea mucho más lento de lo que debería.
  • No ejercitarse lo que hace es que los sistemas del cuerpo se hagan lentos haciendo que enfermes de la circulación y la digestión, permitiendo así que las vitaminas, minerales no sean usados de la manera apropiada y haciendo que la grasa se acumule en las zonas donde no debería, resultado: problemas circulatorios, cardiovasculares, digestivos.