Errores de padres con los recién nacidos ¡Que a ti no te pase!

Errores de padres con los recién nacidos ¡Que a ti no te pase!

 

  • El nacimiento de un hijo siempre trae consigo una ola de temores y emociones que son totalmente difíciles de explicar. Es por eso que los nervios muchas veces juegan malas pasadas y llevan a cometer errores que incluso pueden terminar con la vida del bebé.
  • Para que no te pase a ti ni a tu familia, antes de llegar con el recién nacido a casa, ten a bien fijarte en los siguientes puntos:
  • Seguridad al viajar

  • Poner y sacar una silla puede resultar bastante sencillo si se practica unas cuantas veces antes de subir al bebé a ella, el problema surge cuando llega el bebé y entre el miedo de tomarlo bruscamente y la falta de experiencia, puede quedar mal atado. Lo que puede provocar que en una frenada brusca del auto en que se trasladan, pueda resultar con algún tipo de lesión.
  • Por eso es mejor practicar con algún muñeco o bien, pedir en la tienda que enseñen como atar y ajustar la silla según el tamaño del bebé.
  • Error en la posición a la hora de dormir

  • Siempre deben hacerlo de espalda y sin ningún tipo de objeto cerca, esto con el fin de impedir que algo llegase a obstruir su respiración.
  • Fíjate siempre que la ropa de cama quede bajo sus axilas, de lo contrario puede ahogarse o enrollarse en ellas, resultando muy peligroso.
  • No darles de comer tan a menudo como necesitan

  • Los recién nacidos NECESITAN ser alimentados cada 2 horas, no importa si se trata de leche materna o artificial. Si no se les despierta puede provocarse una baja de azúcar, lo que sería de suma urgencia controlar.
  • Si no logras despertarlo, cosa que es muy común, lo mejor es comenzar a desabrigar o simplemente cambiar el pañal, esto hará que despierte con ganas de alimentarse.
  • Errores en la alimentación

  • Es muy importante, tanto para la madre como para el hijo, lograr un buen acople al pecho. De lo contrario se harán grietas en el pezón de la madre y el bebé no incrementará en su peso como corresponde.
  • Si se tienen dudas acerca de este proceso, se puede consultar a una asesora de lactancia para recibir orientación al respecto.
  • Y si se trata de leche artificial, entonces es necesario saber que si se pone demasiada agua en el biberón (mamadera, mamila) el bebé no estará recibiendo los nutrientes necesarios para su crecimiento. Por eso muy importante seguir las indicaciones del pediatra.
  • Frecuentar lugares públicos

  • No se trata de no salir nunca con ellos, pero al menos hasta los 2 meses se debe evitar acudir a lugares concurridos o donde utilicen exceso de calefacción o aire acondicionado. El sistema inmunológico del bebé es muy débil y con el paso del tiempo se irá reforzando, por lo que es mejor respetar sus tiempos.
  • Vestimenta

  • Es frecuente ver que los bebés van muy abrigados o por el contrario muy desabrigados. Lo mejor es siempre calcular una capa de ropa más que un adulto, pues ellos aún no son capaces de controlar su temperatura a cabalidad. Así que un buen indicador, es sentir la piel del bebé ni muy fría ni muy caliente, pero no tomes en cuenta sus manos o pies, pues es normal que durante los primeros meses tengan problemas de circulación y les cueste regular la temperatura de esas zonas.