Lo que nadie te contó sobre ser padre

Lo que nadie te contó sobre ser padre

 

 

  • Un serio problema que pueden tener algunos padres primerizos es idealizar la crianza de los hijos y cuando las situaciones normales del día a día los alcanzan, pueden llegar a desarrollar una gran frustración y hasta decepción por lo que ellos pensaban era formar una familia de revista y entonces otros problemas más serios pueden aparecer.
  • Cuando uno de los padres o ambos, se decepcionan de la pareja, la crianza de sus hijos o de la familia como tal, corren el riesgo de abrir puertas tan graves como la irresponsabilidad, el abandono o la infidelidad.
  • Por eso es mejor ser claros con los matrimonios jóvenes cuando compartimos nuestras experiencias como padres , ser sinceros sin ser pesimistas y hablar solo lo malo y difícil del criar hijos o mentir diciendo que todo es magnífico y de color de rosa. Los nuevos padres de estas generaciones deben saber con la mayor honradez posible lo que es contraer matrimonio y formar una familia pero el ¡paquete completo! Así como decimos del mucho trabajo que implica hablar de la gran felicidad que acarrea.
  • Katie Kirby, una publicista británica, comenzó a usar su blog para desahogarse del gran trabajo que le implicaba criar a sus dos hijos y se dio cuenta que poco a poco más gente la leía pues se sentía identificada con sus desafíos pero lo que más les encantaba era ese buen humor con el que ella sacaba a adelante los momentos más complicados de ser una madre joven trabajadora.
  • De esas experiencias escribió el libro “Siempre nos quedará el gin-tonic” que llegó a ser un éxito de ventas en el Reino Unido. En su libro cuanta sus experiencias como madre desde su embarazo hasta que los niños se hicieron mayores.
  • El Huffington post publicó el capítulo “No sé lo que estoy haciendo” dedicado al momento en que los padre primerizos enfrentan la llegada del bebé a la casa, la lactancia y la adaptación de los horarios de sueño del bebé y los padres y donde la autora comparte algunas clave para que a los nuevos les resulte menos dura y sobre todo, sonrían y no pierdan las esperanzas.
  • Esa es la línea que podemos seguir: apoyar, ayudar, sugerir y si nos piden un consejo darlo lleno de ánimo y buen ánimo.
  • A continuación te comparto algunos de sus más atinados consejos:

  • Estudia, busca información y luego ¡vive tu propia experiencia!

  • Es muy bueno educarse y aprender sobre el nuevo desafío que tienes llorando en tus brazos, pero al final, tú sabrás lo mejor qué hacer con tu hijo. No te estreses por seguir al pie de la letra lo que dicen los libros, imagina que tú estás escribiendo tu propio libro. Escucha tu corazón.
  • Los primeros y días ¡disfrútalos! Pasan muy rápido… afortunadamente

  • Conforme pasen los días vas a ir sorteando algo nuevo, difícil y estresante, pero irás aprendiendo, conociendo a tu bebé y físicamente te irás recuperando de tal manera que cada día te harás más hábil y te sentirás mucho mejor y con mayor confianza.
  • Criar hijos es como subirse a la montaña rusa

  • Imagina que cuando te entregan tu hijo en el hospital es como subirse al juego mecánico, los primeros 15 años de tu hijo son la subida, luego ¡empieza la diversión! Y cuando ya te estás divirtiendo más siendo padre, ellos deciden casarse y formar su propia familia, pero no te apures, ahora que ya soy mayor he descubierto que cada nieto es un juego diferente y más divertido en el gran parque de diversiones dela vida.
  • ¡Lo mejor a penas empieza!
  • Se vale tener miedo, se vale regresar con los padres (pero solo por un rato)

  • Si en algún momento te sientes rebasada y sientes que esto de tener hijos no es para ti, se vale, tranquila, pide ayuda, habla con tus padres, con tu esposo, busca a tu médico, la depresión post parte existe y nos afecta de maneras diferentes.
  • Vuelve a aprender a vivir pero sin ser tú la protagonista

  • Imagina que todo el tiempo que viviste antes de la llegada de tu hijo, solo fue preparación para este gran momento, ahora la filmación de la gran película ¡inicia!
  • Y me dirás : ¡no puse atención a las lecciones! ¡estaba distraída! No te apures, las madres nos convertimos en co estelar, nuestro hijo es el protagonista en este film, así que relájate y ocúpate de que él luzca y disfrute su experiencia, eso hicieron nuestros padres.
  • Al final de cada día piensa que estás poniendo lo mejor que puedes de tu energía, inteligencia y esperanzas para ese niño y tu familia, entonces ve a la cama y descansa hasta que el pequeño te vuelva a necesitar.